Entradas

La Audiencia de Guipúzcoa ha apreciado la existencia de «mala fe» en la decisión de Caja Rural de Navarra de no permitir acceder a los beneficios del código de buenas prácticas bancarias a una pareja de Irún que no podía pagar su hipoteca, a pesar de cumplir los requisitos para acogerse a él.

 

El letrado, José María Erauskin quien, junto a la abogada Maite Ortiz, ha representado a la pareja perjudicada en este litigio, explica, en declaraciones a EFE que la normativa «resulta muy clara» a este respecto, pues establece que «en el momento en el que se produzca el primer impago» o en el que la entidad bancaria tenga conocimiento de las «dificultades» de sus clientes debe «poner en su conocimiento la existencia» del código y los «requisitos para acogerse a él».

(Información Navarra.com)